Hassan de Barranquilla, el Turco Costeño que revoluciona las redes con la labor social

Hassan es Un colombiano nacido en Barranquilla pero criado en el Líbano, medio Oriente, ya que su madre a los 6 meses de nacido lo traslado hasta este lugar, allá vivió gran parte de su infancia, su vida empieza a cambiar a la edad de 13 años donde estudiaba en un colegio de monjas y la ocupación israelí se difundía rápidamente por todo el territorio, en ese momento y a esa corta edad, dejando una pequeña carta a sus padres anunciando que iba a hacer parte de la resistencia contra esta ocupación en el 1983, ya en el trasporte que lo llevaría a su destino con 5 sándwiches en la maleta, pero con una valentía que pesaba más que la pequeña maleta que llevaba.

Caminando casi dos días seguido, se puede decir que en vano porque fue reconocido fácilmente por familiares de una población cercana, los cuales al reconocerlo presentían lo peor y así fue como de esta forma fue devuelto a su población,su madre quien a ver la insistencia de Hassan de querer hacer parte de la resistencia lo envió a panamá donde unos familiares, exactamente a Colon, la zona libre más grande de comercio de américa latina.

Hablar de Hassan en Barranquilla es sinónimo de empatía, carisma, resiliencia, y entrega, pues éste hombre ha sido el ángel guardián de cientos de habitantes de calle que quedaron a la deriva por la pandemia del covid 19, la cual afecto gravemente a la arenosa desde sus inicios, siendo esta la ciudad más afectada de Colombia.

La historia de Hassan, un empresario Barranquillero criado en el Líbano, medio oriente, quien se volvió viral en las redes sociales, ya que difundía contendió a través de sus cuentas @Plaza84barranquilla donde mostraba la realidad de los habitantes de calle en medio de la pandemia, pues bien, todo comienza el 20 de Marzo del presente año en pleno inicio de la cuarentena decretada por el presidente de la república, cuando donde cientos de habitantes de calle quedaron sin un sustento y algunos pasaban días sin comer, en una tarde cuando Hassan se dirigía a su residencia se percató que la policía llevaba a dos hombres habitantes de calle los cuales tenían casi dos días sin comer, en ese instante y sin pensarlo dos veces, usando recursos propios se dio a la tarea de llevar alimentos a los menos favorecidos.

La labor de Hassan fue docuemntada a diario.

Inició con pocas comidas, pero como una bola de nieve se fue regando información, que esta persona estaba atendiendo la emergencia que debía ser atendida por la Secretaria de Participación de Barranquilla a través de su programa habitante de calle, pero no, éste brilló por su ausencia.

La ayuda de Hassan no era solo alimneticia sino medica.

Cuando menos lo imagino ya contaba con aproximadamente 300 habitantes de calle que lo esperaban toda la noche a que llegara con comida y  bebidas para cada uno, Hassan también visito clínicas y hospitales llevando comida a médicos y familiares de pacientes que esperaban recibir noticias de sus seres queridos.

A Hassan lo podemos describir algo así como un súper héroe, no salía en las noches a combatir el crimen como suelen hacer éstos personajes de ficción de historieta, sino que salía a combatir el hambre, uno de los peores flagelos que tiene Barranquilla, en donde sus mandatarios invierten en cemento dejando de lado los temas sociales y de convivencia.

La logística de Hassam no daba para tanto, un día se dio cuenta que no iba a poder repartir la comida, así que decidió llevarla a la puerta de la alcaldía para que a través de un equipo logístico ayudaran a repartirla junto a las bebidas, pero sucedió todo lo contrario, las comidas se dañaron y las gaseosas se perdieron porque a la administración de Pumarejo le importó poco que hubiera una persona que regalaba comida y cientos que la necesitaban.

Esto enfureció a Hassan al darse cuenta que a la alcaldía no le interesaba alimentar a los habitantes, con lo cual lanzó una fuerte declaración, afirmando que el inicio del fin de los Char había llegado por haber dejado dañar 300 comidas.

Hassan no es político, no pretende serlo jamás, lo ha afirmado varias veces, lo que le pide a los Char es que saquen sus manos de la política y no le hagan más daño a la ciudad, Barranquilla tiene una pobreza extrema del 30%, eso quiere decir que de cada 10 habitantes, 3 viven en la extrema pobreza.

La vida de Hassan no ha sido fácil, de haber vivido el conflicto en el medio oriente por la ocupación israelí hasta conflictos en Panamá por estar en desacuerdo con el lavado de dinero y corrupción del país vecino, no le gusta la injusticia, siempre ha querido estar de lado de la verdad y por eso ha sido perseguido por diferentes medios de comunicación de Barranquilla.

La policía de tránsito lo tiene en la mira, siempre lo detienen o le quitan su vehículo en donde lleva los mercados para preparar su futura comida para los habitantes de calle, sus hermanos, como el los llama cariñosamente.

Foto tomada por Hassan el día que fue capturado

Hassan ha sido llevado a la UPJ en varias ocasiones por resistirse a comparendos o ser arrestado por seguir llevando alimentación a estos habitantes, y es que parece que el mundo está mal donde meten a la cárcel a los buenos y a los malos ni los persiguen.; sin embargo, ésta injusticia diaria ha sido una catapulta para Hassan, sus videos han alcanzado hasta 30millones de reproducciones, mucha gente lo connoce e intenta acercarse para conocerlo, quieren saber más de este Barranquillero-turco, para poder comprender el porqué de su iniciativa, también saber cómo es posible que una sola persona pueda intervenir drásticamente en un problema social grave armado con un noble corazón.

El turco, como cariñosamente lo conocen, se ha encargado de llevar algo más que alimentos a los habitantes de calle, les ha devuelto la esperanza, les llevo amor y les devolvió la fe al demostrarles que alguien se preocupa por ellos.

¿Y la alcaldía? Bien gracias, cuando eran ellos los que debían haber hecho todo esto, teniendo en cuenta las cifras mencionadas antes.  Pero fue él quien hizo esto, fue él quien les devolvió las ganas de vivir y les recordó su dignidad.

Hassan ha donado hasta el momento y sin descanso más de 300 mil Mercados, 60 mil comidas, 72 mil bebidas.

para seguir a Hassan puedes hacerlo a traves de sus redes scoiales

Instagram: @Plaza84barranquilla

facebook: @plaza84

Comentarios