Otro escándalo internacional con Álvaro Uribe, ahora en España ¡Olé!

Álvaro Uribe sin duda es un político amado por muchos y odiado por otros tantos, su imagen dentro y fuera de Colombia lo refleja; mientras muchos lo ven como un héroe continental, un mesías y salvador que le dio combate a la guerrilla, el chavismo y el comunismo, otros lo ven como un genocida y enemigo de las libertades.

Esta semana en el marco de su tranquila y cómoda detención domiciliaria fué noticia que el retiro del Premio Cortes de las Libertades que entregaba el ayuntamiento de Cádiz, este premio le fué otorgado en el año 2009 y generó mucha controversia en ese entonces, nuestra columna de hoy se centrará en hablar del tema.

Si entramos a la página web del premio en cuestión podemos encontrar la siguiente descripción:

El Ayuntamiento de Cádiz puso en marcha, hace más de una década los
Premios Cortes de Cádiz, de marcado carácter iberoamericano. El objetivo es dar a conocer los trabajos de investigadores, creadores y aquellas personalidades que hayan destacado en diversos campos de la ciencia, el arte, la política y la empresa. La iniciativa se enmarca en los actos que Cádiz organizó en 2012 para conmemorar el Bicentenario de la Constitución de 1812. Estos galardones pretenden destacar la importancia que tuvo la ciudad en los años de las Cortes, cuando Cádiz era un punto de encuentro de la vanguardia española, europea y americana.”

También como otros datos podemos destacar que la página se encuentra desactualizada desde el año 2016 así como su redes de Facebook y Twitter

El ayuntamiento de Cádiz es la entidad administrativa de la ciudad homónima, la cual es presidida por un alcalde elegido de forma democrática, para el año 2009 estaba en el cargo María Teófila Martínez Saiz, quien es parte del Partido Popular (de derecha) y quien estuvo al frente de la mencionada entidad 20 años (desde 1995 hasta 2015) cuando fue relevada por José María Santos (de izquierda) ¿Coincidencia?, ¿Ataques de los “progres” de Podemos y del zurdo Pablo Iglesias?

En la página web del medio periodístico Bahía de Cádiz podemos encontrar que el premio se abandonó en el año 2016 y ya no se entrega el galardón en ninguna distinción.

Otro dato curioso que podemos encontrar en la página web del premio, en específico en la sección de los galardonados en Libertades es que, además del ya retirado reconocimiento al expresidente colombiano, en su momento este también se le fue entregado a personalidades como el expresidente de España Adolfo Suárez (2010), el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2011), el entonces rey de España Juan Carlos I (2012), (quien abdicó en 2014), el expresidente de Uruguay José Mujica (2013), el escritor peruano Mario Vargas Llosa (2014) y los opositores venezolanos al régimen de Nicolás Maduro Antonio Ledezma, Leopoldo López y María Corina Machado (2015), toda una mezcla de políticos de diferentes bandos. Curioso, ¿no?

Según la fuente del ya mencionado diario Bahía de Cádiz destacamos lo siguiente:

«La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado en su última reunión retirar de forma simbólica el Premio Libertad Cortes de Cádiz concedido en su primera edición, en 2009, por el Ayuntamiento (entonces con la alcaldesa Teófila Martínez), al entonces todavía presidente colombiano Álvaro Uribe.

El Gobierno local de Adelante Cádiz liderado por José María González ‘Kichi’ asume así como propia la propuesta liderada semanas atrás por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha), junto con el Comité Óscar Romero, a la que se han adherido más de un centenar de organizaciones de la ciudad, nacionales e internacionales; consideran que ya en 2009 Uribe era una persona que “había mostrado poco respeto hacia las libertades y era responsable de tantas violaciones de derechos humanos en su país”»

Además, según otro medio de la ciudad como es el Diario de Cádiz, la entrega de la mención estuvo llena de controversia antes:

«[…]este premio ya estuvo rodeado «de mucha controversia porque ya entonces había demostrado muy poco respeto a las libertades en su país«. En este sentido, ha recordado que hubo movilizaciones por parte de más de un centenar de organizaciones y entidades sociales de todo el país «que provocaron que Álvaro Uribe no pudiera recibir el premio en la ciudad» y tuviera que ser entregado en Madrid, que contó la presencia de la entonces alcaldesa Teófila Martínez y del Príncipe de Asturias.»

Para los sectores del uribismo, sus partidarios en todo el mundo y en especial en España, esto puede ser

“otra infamia de la izquierda por intentar desprestigiar al mesías y salvador de la patria, un hombre que nace cada 100 años, el presidente eterno duela a quien deba dolerle”,

para los sectores moderados y la izquierda puede ser simplemente un acto de dignidad o una decisión en derecho que debe ser respetada sin hacer mayor cuestionamiento, por nuestra parte solo queremos informar aspectos interesantes del tema para evitar caer en falacias comunes de fanáticos y detractores.

Comentarios