Dabeiba vivía bajo el horror, las verdades ocultas

 

Los falsos positivos esa oscura página que se abrió paso en el conflicto en Colombia nos hizo estremecer de horror al enterarnos que el estado y la fuerza pública para generar resultados asesinaron personas inocentes.

El horror que se destapo en el gobierno de la seguridad democrática se sigue develando y haciéndonos temblar los mal llamados fasos positivos que estuvieron en auge desde 1995 se intensificaron cuando la exigencia de resultados en combate y las recompensas otorgadas a miembros de las fuerzas públicas que presentaran bajas, terminaron detonando esta perversión.

Miles han sido los jóvenes inocentes asesinados extrajudicialmente por el ejército y Dabeiba Antioquia fue uno de estos escenarios.

Según narró un soldado ante la JEP las ordenes de asesinar personas y dispararles después de muertos para desfigurarlas y hacer más difícil su reconocimiento era una práctica común, posteriormente las víctimas eran llevadas al cementerio central para ser enterradas en una fosa común que se está exhumando para su investigación.

Se puede estar hablando de entre 45 y 50 cuerpos de personas que nada tenían que ver con el conflicto y que vilmente murieron a manos de quienes juraron defenderlos.

Algunos de los asesinados presentaban discapacidades físicas y cognitivas y estaban entre los 15 y 56 años de edad todos hombres, el caso número 3 de la JEP  https://twitter.com/JEP_Colombia/status/1205876878671790081?s=08  se adelantó con la colaboración de versiones voluntarias de miembros de la fuerza pública que rindieron indagatoria ante este organismo.

De la exhumación se han recuperado al menos 15 cuerpos los cuales estarán en custodia para ser identificados, el cementerio Las Mercedes de Dabeiba fue el escenario de esta masacre que hoy deja al país sin aliento.

Curiosamente el departamento de Antioquia que en general se opuso al si en el plebiscito y donde el uribismo gana por mayoría es el principal escenario de las más crudas masacres y perversiones de la fuerza pública, y la JEP, institución a la cual se oponen está desentrañando esta cruda verdad.

Comentarios