Domingo Ayala Espitia: la cuota de Fecode que hacia falta en el Pacto Histórico

El profesor de los Números, de las rayas con palitos sobre la arenilla mojadita en su infancia de Cotorra. Que por veces se trepaba sobre los palos de la gallera local, oyendo entre los apostadores: » palabra de gallero,» aún ya crecido en la escuela, la universidad, los foros sindicales, momentos de clases con sus estudiantes, en conferencias y marchas callejeras, siempre actúa basado en el valor de la palabra.

Desde su hogar, se contagió más con la palabra, como unidas léxica que la entrelaza con el habla escondiendo una sonrisa melancólica a su interior, mediante la expresión de  sonidos que al explayar la voz cada sonido se articula activamente.

De tales formas se escucha el timbre de voz del maestro y ahora aspirante al Senado de la Republica, por el Pacto Histórico.

Domingo. Jose, no es un orador llena plazas, a través de adornar las palabras. Su voz pausada  y entonada, solo se expresa en ideas programaticas, mediante la palabra sólida que le permite conocer el amor con verdades, con intenciones positivas a través de orientaciones a  sus semejantes. En este caso actual a las masas populares.

Domingo, cada intervención pública, la moldea distinta y de acuerdo al escenario que se le presente. Al obrero, artesano y campesino, su discurso va orientado a proyecciones tipo reformista mediante acciones legislativas que sostengan credibilidad de beneficios colectivos. Generalmente fundamentando la palabra desde sus valores. En virtud que la palabra del hombre expresa objetivos de algún cambio de vida en sociedad. Y en el profesor Ayala Espítia, refleja diálogo, amistad sincera y validez, entendida en el honor de quién suele expresarse.

Gustavo Petro, desde Medellín, con saludos y abrazos, aporto apoyo y solidaridad para con la campaña Domingo – Senado. Reflejando inmediatamente mayores compromisos del magisterio organizado nacionalmente a través de FECODE. Saberse también el aval por medio de la Unidad Democrática – UD- dirigida por el ex congresista Luis Carlos Avellaneda.

Resulta importante que el ciudadano libre se congregue a la campaña Ayala Espítia. Ese es la causa fundamental de romper con el clientelismo contaminante y destructor de los colombianos de bien.

Redacción Contra Cara

Comentarios