El todo vale de Minesa

Hace ya unos meses que la Asamblea de Santander y la Gobernación de Santander le dijeron no a la explotación del páramo de Santurbán, lo que planearía a una marcha (o caravana) para el 16 de marzo desde Bucaramanga hasta Bogotá para exigirle a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), a que no se le apruebe la licencia ambiental a la multinacional Minesa por el peligro ambiental que represente el proyecto. Sin embargo, dicha marcha se canceló por la expansión del Coronavirus o COVID-19 en todo el país.

Hay que recalcar que, en ese mismo mes de marzo, un grupo de ambientalistas del Comité Santurbán viajaron a Bogotá a hacer un plantón frente a la ANLA. Uno de ellos, David Guerrero, hizo una huelga de hambre hasta que el director de la ANLA, Rodrigo Suárez Castaño, se comprometió a suspender siguiente etapa del proceso de licenciamiento de Minesa mediante un comunicado. Además, la ANLA resaltó que ni audiencias públicas podrá hacer debido al virus COVID-19. Pero ¿qué hay de Minesa? Desde ese entonces las noticias han estado enfocadas en el avance del virus, su impacto en la economía, en los hogares, etc.

La multinacional ha aparecido recientemente dando donaciones a las familias vulnerables de la Provincia Soto Norte que va desde kits médicos, alimentos y kits de juegos durante esta cuarentena. La misma multinacional que dice tener “estudios” para llevar a cabo el proyecto en Santurbán y extraer todo el oro que puedan mientras contaminan el agua afectando el medio ambiente y la salud humana ahora quiere mostrarse solidaria en esta pandemia. El cinismo en todo su esplendor.

Por otro lado, es indignante ver al alcalde de Vetas, Hernán Bautista Moreno, recibiendo estas donaciones sin entender el propósito detrás de esto. No es la primera vez que Minesa se quiere mostrar “solidaria” ante todos, pues anteriormente prometió “generar” empleos e ingresos para empleos locales a los habitantes mediante el proyecto Santurbán. También, en el sector educativo, durante la gobernación de Didier Tavera Amado (2015-2019), se diseñó un programa Santander Bilingüe en colaboración con el call center Accedo. Minesa se unió y apadrinó la iniciativa en donde se hizo un convenio con el centro de idiomas CECAM para brindarle oportunidades a jóvenes a que mejoren su nivel de inglés y apoyar a los docentes de inglés en la región de Santander, sobre todo, en la provincia Soto Norte.

No obstante, el programa bilingüe no generó el impacto esperado por la gobernación de ese entonces y falló en no crear propuestas reales sobre la enseñanza mediante la creación de laboratorios de inglés o espacios que permitan intensidad en los jóvenes en llegar a un nivel alto.

En conclusión, Minesa ha utilizado estrategias para mostrarse como una multinacional que promete futuro y progreso a las poblaciones más necesitadas, para que al final obtengan a cambio lo que más quieren. La gente de la provincia de Soto Norte tiene que abrir los ojos y dejar de meterse los dedos en la boca, porque al final es la multinacional quien le tiene miedo a un pueblo que no se deja manipular, así como cuando los políticos le temen a un pueblo educado.

Hay que recalcar que, en estos días, el presidente Iván Duque dio autorización para audiencias públicas virtuales, por lo que el trámite de licencia ambiental a Minesa continua. Los santandereanos tenemos que estar atentos y evitar que nos quiten nuestro mayor recurso, el agua.

Nota: Hoy martes, 21 de abril, habrá un Facebook Live del Comité Santurbán a las 7:30 pm donde se hablará del páramo en tiempos de pandemia, y otros temas. Los invito a que se conecten para estar informados.

Comentarios