Exfiscal Néstor Humberto Martínez, la historia de su obsesiva persecución judicial contra Carlos Caicedo

La cantidad de procesos contra el hoy gobernador se incrementaron durante el paso del actual aspirante a la embajada de España por la Fiscalía, presuntamente, bajo órdenes de Vargas Lleras, Cotes y Díazgranados.

Como si se tratara de toda una novela judicial entre las élites tradicionales del poder contra las cada vez más crecientes fuerzas alternativas y progresistas de la política nacional, el exfiscal general, Néstor Humberto Martínez -hoy carta del Gobierno del presidente Iván Duque para ocupar la embajada de España-, señalado de perpetrar múltiples hechos de corrupción en el ente acusador y de servir a los grandes clanes del poder en Colombia, también dejó un capítulo en Magdalena de su oscura historia, la cual muchos titularían como la obsesiva persecución a Carlos Caicedo.

Precisamente, el primero en hacerle frente en el Departamento fue el actual gobernador y su compañero del movimiento Fuerza Ciudadana, el exalcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, quienes acusaron al otrora dignatario nacional de ejecutar una persecución política en su contra, por órdenes de un grupo de sus tantos opositores; la familia Cotes -clan que tradicionalmente se ha repartía el poder en Magdalena- y el exvicepresidente y líder natural de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras.

ARRESTOS CON AROMA A POLÍTICA:

El hecho más relevante que detonó esta historia data el 29 de noviembre de 2017, cuando Caicedo fue detenido en el aeropuerto Simón Bolívar de la capital magdalenense, fecha en la que se disponía a viajar a Bogotá para presentar las 2 millones de firmas que recogió para presentar a la Registraduría como requisito de aprobación a su candidatura a la Presidencia, cuya zancada fue motivo de sospecha ante la opinión pública tras ser Vargas Lleras -en aquel entonces- otro aspirante a la Casa de Nariño, con el apoyo de su ahijado político, el exgobernador Luis Miguel ‘El Mello’ Cotes y su tía, la saliente gobernadora, Rosa Cotes.

“Estamos enfrentando un atropello del fiscal Martínez, trabajando para Cambio Radical. Este es un falso positivo de este sector político y sus aliados políticos en Magdalena”, señaló Caicedo en su momento.

“LA FISCALÍA SE EQUIVOCÓ”:

Otro coprotagonista en dicho historial de denuncias es el reconocido abogado a fin con el uribismo, Iván Cancino, quien dijo: “la Fiscalía ha mandado últimamente unos mensajes equívocos pensando que está luchando contra la corrupción en todos los aspectos, y que creo que en Santa Marta se equivocó, así como se ha equivocado en otros lugares”.

Lo dicho por Cancino parte de la ola de investigaciones sujetas a –prácticamente- cada frente de obra gestionada por el mandatario departamental en su periodo como alcalde de Santa Marta (2012-2015) y continuada por su sucesor, Rafael Martínez (2016-2019), cuyas indagaciones fueron casi que advertidas bajo un tono intimidante por el director de la Fiscalía seccional Magdalena, Vicente Guzmán, denunciado por Caicedo de favorecer –por órdenes de Néstor Martínez- al empresario Álvaro Cotes Vives, hermano de la gobernadora y padre de ‘El Mello’ y, quien, precisamente, fue destituido su cargo como director regional de fiscalías , tras publicar fotos con mensajes políticos en oposición flagrante y directa al caicedismo.

Al drama judicial se suma otro proceso que el organismo acusador le reabrió a Caicedo, precisamente, ad portas de anunciar sus aspiraciones a la Gobernación del Magdalena.

“Ahora reviven una investigación involucrándome en homicidios y en los que nunca participé en mi periodo como rector de la Universidad del Magdalena. La Fiscalía sabe que los crímenes fueron cometidos por las autodefensas y que yo estaba declarado como objetivo de los paramilitares. Esto es una vil mentira, quieren eliminarnos políticamente”,

dijo Caicedo en su época como precandidato.

Siendo esa la red de acusaciones en la que se encuentra el exfiscal general Néstor Martínez en Magdalena, por lo que es responsabilizado de dejar un oscuro legado que actualmente tiene a Carlos Caicedo y a Rafa Martínez expuesto ante sus rivales políticos.

En la actualidad cursan en la Fiscalía General 72 procesos penales en contra de Caicedo, la gran mayoría de ellas durante el periodo de Vicente Guzmán, acusado de ser aliado de los Cotes y Díazgranados, bajo las ordenes de Néstor Martínez y Vargas Lleras.

RESUMEN DE CAPÍTULOS DE ESTA HISTORIA JUDICIAL:

El 7 de marzo de 2018, el ex miembro paramilitar Adán Rojas Mendoza indicó, en el marco de una de las audiencias de la ley de Justicia y Paz, que los abogados Alex Fernández y Dilia Barón -apoderados de los Cotes y Díazgranados, respectivamente-, le ofrecieron una suma de dinero, a nombre de Álvaro Cotes –padre de ‘El Mello’ para que testificara que Caicedo era el determinador de los homicidios de Hugo Maduro, Julio Otero y Roque Morelli.

Los abogados le entregaron una parte del dinero prometido ($100.000.000) a un pariente de Rojas. Por lo anterior, se instauró denuncia ante la Fiscalía General, por los delitos de soborno en la actuación penal y fraude procesal en contra de Fernández, Cotes y Barón.

Ese mismo año se conoció por parte de la defensa de Caicedo que “en este último episodio, la abogada Barón manifestó algo mucho más grave y con incidencia penal, pues afirmo que Álvaro Cotes y ‘El Mello’ Cotes, le entregarían $ 1.200.000.000 a un Juez, para que en enero o febrero de 2019 dictara medida de aseguramiento en contra del hoy gobernador”.

Finalmente, el 31 de octubre de 2019, en una emisora de Santa Marta, Radio Magdalena, Álvaro Cotes calumnió a Caicedo al calificarlo “de asesino, financiado por las Farc (en su carrera política) y que tienen que ‘bajarlo’ como sea”.

Comentarios

Epicuro de Samos
Acerca de Epicuro de Samos
Un joven del común, preocupado por la situación económica, política y social de nuestro país. Activista político en redes, por el despertar de la conciencia colectiva de la sociedad colombiana. “Que nadie, mientras sea joven, se muestre remiso en filosofar, ni, al llegar a viejo, de filosofar se canse. Porque, para alcanzar la salud del alma, nunca se es demasiado viejo ni demasiado joven.” –Epicuro