LAS MOVILIZACIONES DEBEN CONTINUAR

Las movilizaciones no son modas, la protesta social no debe asumirse solo como un espacio de encuentro, especialmente de la población joven, quienes se congregan para pasarla bien. Estos escenarios nacionales no son una simple fiesta, donde se grita, se salta y se baila sobre la sangre que se viene derramando por la represión del estado. Esta es una lucha por construir un futuro mejor, acá está en juego la defensa de los derechos civiles (la protesta, la libre expresión, la democracia, etc.), además de la posibilidad de conducir la movilización hacia verdaderos procesos de transformación social que desemboquen en bienestar y progreso para todos los colombianos.
Lo que estamos viviendo es una disputa en las calles, que no simplemente se da para afectar el orden público, sino para construir una sociedad en paz, justa y próspera. En la que se garanticen los derechos constitucionales que tenemos los ciudadanos, se genere desarrollo con justicia social y se edifique una nueva sociedad del conocimiento. Dando la transición hacia una economía productiva, apostando por la educación, la ciencia y la tecnología. Permitiendo realmente enarbolar una industria moderna y ecosustentable, donde florezca la innovación, la investigación y el emprendimiento. El objetivo final que perseguimos en el Paro Nacional es la felicidad de todo el pueblo.
Cabe señalar que la respuesta del gobierno ante el Paro Nacional, ha sido violenta y retardataria, demostrando la ausencia total de valores democráticos, al ejercer una política sistemática de represión que se ubica en el fascismo y que ha despertado la indignación de todo el planeta. El abuso de fuerza ejercido por la POLICIA NACIONAL contra la población civil, ha sido brutal y ha dejado múltiples víctimas fatales. En Colombia claramente el gobierno nacional ha roto el hilo democrático y constitucional. Diría el cantante Bersuit Vergarabat: “¿Si esto no es una dictadura?, ¿Qué es?, ¿Qué es?…”
En estos momentos, las cifras de víctimas civiles durante los últimos 20 días de paro, son increíblemente terroríficas. De acuerdo a la ONG temblores, la FUERZA PÚBLICA hasta el momento ha sido responsable de 2.387 casos violencia, 48 homicidios de marchantes, 18 víctimas de violencia sexual, 33 víctimas de agresión a los ojos y casi 1.000 judicializaciones injustificadas. Al establecimiento se le cayó la máscara y ha dejado ver su lado más oscuro.
Es oportuno manifestar que nosotros los protestantes, a pesar del terror que infunde la FUERZA PÚBLICA, vamos a seguir firmes en la lucha. Para exigirle al gobierno de manera inmediata, unos mínimos de garantías para ejercer el derecho a la protesta social e igualmente solicitamos una necesaria reivindicación de derechos e inversión social y productiva que se necesita con urgencia.
En Norte De Santander, la mayoría de las organizaciones sociales del departamento han avanzado con mucha decisión, aglutinándose en un COMITÉ DEPARTAMENTAL DEL PARO con un pliego de negociación único. Este comité desde su creación ha realizado un esfuerzo monumental por construir un pliego de peticiones que represente e integre a todos los sectores sociales del departamento, con sus respectivas reclamaciones y propuestas, con el fin de conformar unas mesas de negociación con las autoridades pertinentes, que deriven finalmente en conquistas que signifiquen mejores condiciones de vida para todo el pueblo.
Es menester resaltar que no existe un mejor camino dentro de la democracia, que la negociación social para obtener verdaderas transformaciones que concluyan en el mayor bienestar general posible. El pliego identifica todas las problemáticas en los territorios del departamento y ofrece soluciones precisas, que han sido elaboradas en consenso por las mismas comunidades. El pliego es innegablemente una herramienta conceptual hecha por el pueblo para que los gobiernos nacional y departamental puedan desarrollar con eficiencia toda política pública en la región y corregir aquellas acciones que se vienen haciendo mal.
Sin lugar a dudas el pliego es un mandato popular, que exhorta una hoja de ruta para la acción administrativa de las autoridades tanto del orden nacional y territorial con respecto a la gobernanza en el departamento. Es decir, acatar el pliego de peticiones por parte de las autoridades, conlleva a la toma de las decisiones más legítimas y acertadas que puede realizar un mandatario para resolver las enormes problemáticas que padecemos los nortesantandereanos.
Con relación a la reunión de la COSNS con el gobernador Silvano, el ministro de Defensa Molano y el Consejero Archila, realizada el día de hoy. Debo manifestar que son un acto erróneo por parte de la COSNS que demuestra debilidad y trata de demostrar división dentro de las organizaciones sociales que integran el COMITÉ DEPARTAMENTAL DEL PARO. Además también hace un gran favor al gobernador, a quien le quitan presión social, al crear mesas donde no concurren todas las organizaciones. Reunirse con estas autoridades buscando hacer acuerdos por separado, un día antes de que se realice la gran movilización en la cual se va a radicar el pliego de peticiones, no evidencian más que traición a la unidad y afán de protagonismo. Además de un acto de precarización de la movilización social, puesto que le desprende las causas por las que lucha el pueblo y deja nada más que intereses egoístas detrás de la protesta.
A pesar de lo anterior EL COMITÉ DEPARTAMENTAL DEL PARO continúa su gesta y sigue luchando lealmente por el pueblo. El paro no para. Seguiremos en las calles hasta que se hagan realidad las justas reclamaciones anexadas al pliego. Por eso mañana esperamos a todas las ciudadanías libres, a que sigan llenando las calles, para continuar impulsando entre todo el pueblo estos procesos de cambio. Es el pueblo quien ahora empieza a escribir la historia. Somos nosotros quien llevamos la batuta.

Movimiento Naranja Cúcuta.

Comentarios