¿EL PROMOTOR DE LA REVOCATORIA SOCIO DEL NARCOTERRORISMO Y MOTOR DEL CAOS ?

Horacio Duque Giraldo alguna vez fue un reconocido académico del País. Hasta que su historia de acomodado asesor en los círculos de poder dio un dramático giro, cuando una mañana del mes de febrero de 2007, fue detenido en Armenia, Los cargos: concierto para delinquir y narcotráfico.

Según las autoridades, por supuestos vínculos con las Farc y nexos con el narcotráfico, reviviendo con su sonada captura en ese entonces, la discusión sobre la pérdida de ideología de la guerrilla y su proceder a través de los mismos deleznables métodos empleados por los paramilitares https://www.semana.com/on-line/articulo/comienza-destape-farc-politica/83720-3/

Sólo una sociedad viciada como la local permite tanta pobredumbre en sus jueces, la suciedad nunca se limpia un camino sólo se puede embarrar mucho más.
Sólo una sociedad viciada como la local permite tanta pobredumbre en sus jueces, la suciedad nunca se limpia un camino sólo se puede embarrar mucho más.

En una publicación, del laureado periodista de Semana Elber Gutierrez Roa, el comunicador ahondó en la descomunal capacidad de engaño del intelectual, expresando en su texto: “ Que Horacio Duque tenía una doble cara”

Fundamentado en la versión de la unidad investigativa de la Fiscalía que aseguró que tras el capturado se encontraba el enlace de Raúl Reyes, segundo al mando en las Farc para el tráfico de droga hacia Europa y Estados Unidos.

Es tan soberbia, la habilidad camaleónica del ex presidiario, que ahora cita de manera reptante y sin reparo alguno, al reconocido columnista experto en Educación, del Centro Democrático, Darío Mera Villamizar; demostrando que es capaz de congraciarse hasta con el Uribismo que tanto ataca y detesta, con tal de darle aterrizaje a los atentados que llama artículos, contra la Universidad del Quindío y ahora la administración municipal, incitando al caos y la desobediencia civil como plan B ante el inminente fracaso del embeleco de la revocatoria.

Se puso en  evidencia como el autor intelectual de la campaña de desprestigio adelantada contra la Universidad del Quindío, en compañía del jurista a sueldo Edilberto Vanegas desde portales de extrema izquierda, como Rebelión, kaos, y Resistencia.

El hombre da alaridos y se rompe las vestiduras al mejor estilo del cinismo ciego de su extraditable amigo ahora buen muerto Jesús Santrich para quien públicamente pidió hacer un busto en homenaje por su aporte a la paz.

Acusa la Universidad y la administración municipal de ser fortínes del Vargas Llerismo, a la vez que critica, amenaza y censura la libertad de prensa, cuando un periodista de un canal local, indagó con las directivas del Alma Mater la presunta campaña negra que de manera sistemática y consecutiva se enarbola desde estas trincheras ideológicas, hace más de un año.

El apuro del acomodado y prestigioso ideólogo ahora mercaderista de programas de vivienda social, del mismo gobierno que tanto ataca con su espuria verborrea, tuvo la bendición económica del  cura gobernador

Sus falsas salidas siempre tienen  implicaciones políticas que van más allá de la denuncia, la defensa de lo público y la pose de líder social. Para nadie es un secreto que en tiempos de violencia en muchas latitudes de la patria, políticos terminaron haciendo alianzas con la guerrilla para perpetuarse en el poder.

Bien sabemos de su temeridad por sus columnas de opinión donde alguna vez fustigó al gobierno con calificativos cargados de contenido ideológico. En ellas denunció : el “baboso y lambón unanimismo que se respira frente al señor Uribe”. Muchas de ellas publicadas con crédito en la página web de las Farc.

Paradójicamente, la última de ellas fue “cae otro capo uribista” en relación con la captura de Jorge Noguera. 

Hay que decirle a las autoridades que pongan el espejo retrovisor para poder ver el panorama y que como bien lo dice el mismo Horacio Duque en uno de  sus artículos  publicado en Rebelión, esta situación amerita atenta nota de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la UNP y el Ministerio del Interior, encargado de la aplicación del Plan de Acción Oportuna aprobado hace poco para proteger los periodistas y ojalá extensivo a las instituciones.

Finalmente cierro este texto, que se queda corto para todo lo que se le debe contar a la sociedad sobre el escalamiento de esta izquierda bélica y belicosa que está incitando a segmentos del estudiantado y la ciudadanía  a tomar acciones tan violentas como las acaecidas en la universidad del Atlantico, donde encapuchados prendieron fuego a la rectoría, poniendo en riesgo su propia vida y la de estudiantes y funcionarios.

Habla el experto incendiario en su más reciente arsenal de odio y confusiones “de proyectar la acción de masas, en un potente paro cívico” ante el inminente fracaso de la revocatoria promovida en contra de Ríos, no significa esto en un lenguaje cifrado, otra cosa que  incendiar lo establecido, valiéndose al igual que lo han hecho con la universidad del Quindío de la instrumentalización y la manipulación de la marcha y protesta social al servicio de vicios particularistas, gamonales judicializados y huérfanos de poder y contratación estatal. Lamentable que el autor y promotor del embeleco ese, use su olvidada historia como materia prima para sus soberbias y absurdas acusaciones en contra de otros. Ahora al ser desnudado, ante la ciudadanía no le debe quedar más que decir …

LamenTo -todo lo escrito tal cual debió seguramente expresar sobre sus vivencias y relaciones en pro de su libertad.

Citando al pie de la letra el mismo cierre de Duque… “Hay que activar una alerta temprana para evitar una mayor tragedia promovida por esta delincuencia de cuello blanco.” Nadie quiere más vandalismo y más boicots al establecimiento.

Comentarios