«MATARIFE»: El documental sobre el genocida Álvaro Uribe Vélez

Así es.  Llega a Colombia el primer documental que desafía al miedo, a la compinchería del aparato judicial y a la mafia narco-paramilitar en cabeza del mundialmente reconocido genocida Álvaro Uribe Vélez, el traqueto que llegó a ser presidente de esta esquina suramericana;  el mismo que convirtió este territorio en una piscina de sangre donde nadan los pobres, los ignorados, vilipendiados, abusados y vejados por ese narco-estado que se proyectó en la mente psicótica de Pablo Escobar pero que concretó en la realidad este nuevo y más despiadado Matarife; ese «¡Muchacho Bendito!» al que recordaba con efusividad y eterno agradecimiento, pues sin su mano en la Aerocivil, no hubiese podido cristalizar su desmesurada fortuna con la que financió el desastre en la década de los ochenta, parte de los noventa y que nos persigue en la actualidad con su sucesor, el actual senador y peor expresidente de la historia.

«Matarife, Un Genocida Innombrable», es el producto de una investigación profunda y seria que por más de una década llevó a cabo el prestigioso periodista, escritor, abogado penalista y criminólogo Daniel Mendoza Leal, el mismo que destapó la Ñeñepolítica y que ha dado grandes y exitosas  batallas jurídicas contra el crimen organizado.  Es una producción internacional entre Australia, Estados Unidos, Canadá, México, España y Colombia.

Matarife estará disponible GRATUITAMENTE, y en inicio, para usuarios de WhatsApp.   los pasos para verla:

Sera a traves de unos link de grupos de whatsapp que se enviaran 1 o 2 dias antes del estreno del primer capitulo.

Comentarios

Epicuro de Samos
Acerca de Epicuro de Samos
Miembro de Movimiento Naranja. Un joven del común, preocupado por la situación económica, política y social de nuestro país. Activista político en redes, por el despertar de la conciencia colectiva de la sociedad colombiana. “Que nadie, mientras sea joven, se muestre remiso en filosofar, ni, al llegar a viejo, de filosofar se canse. Porque, para alcanzar la salud del alma, nunca se es demasiado viejo ni demasiado joven.” –Epicuro