Uribista María Fernanda Cabal no descarta la posibilidad de ser candidata a la presidencia

A menos de un año de que los comicios presidenciales sean un hecho en Colombia, la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático, ha dejado abierta la puerta para una eventual candidatura suya.

Así lo confirmó la congresista uribista en una entrevista con RCN Radio en Barranquilla, desde donde dijo que “si en este camino se da una posibilidad de una precandidatura, considero que puede llegar a ser un ejercicio interesante; lo hago si la gente así lo decide”.

Aunque se ve a sí misma como una alternativa importante dentro del Centro Democrático para lanzarse a la contienda electoral, Cabal señaló que el exministro y excandidato presidencial en 2014, Oscar Iván Zuluaga, podría jugar un papel preponderante en el futuro de la política nacional.

Y es que, en materia de percepción al interior del uribismo, Zuluaga parece representar todo lo contrario a Iván Duque, pues la senadora se refirió a los índices de desfavorabilidad que se evidencian en varias encuestas.

“Esto es lo que sucede cuando usted no ejerce la autoridad debidamente, cuando uno es demasiado conciliador o se deja engañar por la ‘dialogadera’, usted termina perdiendo la favorabilidad de sus seguidores e incluso de gente que es neutra”, expuso.

Como ya es costumbre en sus intervenciones, Cabal lanzó duras críticas a la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Colombia.

“Si soy completamente sincera, yo no espero que ellos sean objetivos. La CIDH terminó copada por la izquierda de Suramérica y en este momento la situación no ha cambiado. Los países deben entrar a cuestionarse hasta dónde la soberanía debe ser señalada por un tercero”, puntualizó.

En los últimos días, Cabal ha insistido en que la segunda vuelta electoral en Perú debería repetirse, tal como lo solicitaron 31 firmantes de ese país. La parlamentaria se ha unido al llamado de que tal acción debería ser tomada debido a “una serie de circunstancias, que incluyen la sospecha de fraude por parte del 70 por ciento de los electores, el grave pronunciamiento de exjefes militares y las acusaciones, válidas o no, sobre el comportamiento parcializado de las autoridades, han convertido un asunto de orden técnico-electoral en un delicado problema político”.

Colombiano Indignado.

Comentarios