Pretenden hundir proyecto que busca poner freno al abuso de los peajes en Colombia

El proyecto de Ley 096 de autoría del congresista Fabián Díaz está en riesgo de hundirse en la comisión sexta de la Cámara de Representantes debido a que el Gobierno Nacional presentó un concepto negativo sobre este proyecto de ley, razón por la cual los ponentes del proyecto decidieron presentar ponencia negativa con el fin de que este proyecto sea archivado en la comisión.

Los ponentes que presentaron ponencia negativa a este proyecto de ley que buscaba evitar los abusos de los peajes en el territorio colombiano son:

Milton Hugo Angulo (Partido Centro Democrático).

Adriana Gómez Millán (Partido Liberal).

Alfredo Ape Cuello (Partido Conservador).

El congresista Fabián Díaz rechazó la ponencia negativa presentada por los ponentes del proyecto de ley,

“Es realmente reprochable que se pretenda hundir un proyecto de ley con el que buscamos poner freno al negocio abusivo que tiene con los peajes en Colombia, nuestro país tiene las vías llenas de huecos y con las tarifas de peajes más costosas de Suramérica, cada año nos roban 4 billones en un negocio que se inventaron para saquear al pueblo”.

El objetivo del proyecto es el de

diseñar una regulación mínima para la reestructuración en término de tarifas e infraestructura de los diferentes peajes de concesiones privadas, públicas o mixtas de las carreteras nacionales, generando consigo las disposiciones necesarias para evitar abusos en materia de cobro y frecuencia de cobro para los usuarios de las vías primarias y secundarias del país”.

De acuerdo con el congresista Fabián Díaz, este proyecto de ley plantea una distancia mínima lineal entre peajes de 150 kilómetros, “contados a partir del último cobro efectuado en carreteras nacionales”. Esta norma aplicaría a todas las concesiones, ya sean privadas, públicas o mixtas. Y establece que las concesiones que sea renovadas

“deberán cumplir con la distancia mínima requerida, en caso contrario, las casetas de cobro deben retirarse o reubicadas para cumplir con los parámetros establecidos”.

El proyecto de ley también plantea tarifas diferenciales que tengan en cuenta la condición socioeconómica y el nivel de ingresos de los pobladores de la zona afectada por la concesión vial

“con relación a la de quienes simplemente transitan por la concesión”.

Asimismo, en su artículo tres, propone tarifas diferenciales para los vehículos que transporten productos agropecuarios producidos en el territorio nacional, ya sea una rebaja o la exención del cobro, con la sola presentación del manifiesto de carga en la caseta.

El artículo séptimo, propone que las concesiones de peajes urbanos no se renovarán, a menos que los casos sean de fuerza mayor o fortuitos que ameriten la prórroga.

De igual manera este proyecto de Ley contiene una reducción de tarifas en vías de infraestructura compartida, de manera que

“aquellos caminos atravesados o bordeados por líneas de transmisión eléctrica, oleoductos, o gasoductos, estarán afectos al pago de servidumbre a favor del concesionario de la infraestructura por parte de las personas jurídicas propietarias de la infraestructura energética o de gas, este valor se descontará de la tarifa del peaje cobrada a los usuarios”.

Otro de los puntos destacados de la iniciativa es la prohibición del aumento de las tarifas cuando los daños en la infraestructura vial sean generados “por causas naturales o antrópicas”. “En caso de presentarse un daño, el déficit generado por los daños será asumidos únicamente por los concesionarios sin propiciar algún perjuicio a los usuarios”, señala el artículo cuatro.

Comentarios