¿Qué ocurre en La Sierra Nevada de Santa Marta?

Paramilitares han amenazado a comunidades indígenas

Existe una tensión muy marcada en la zona de La Sierra Nevada De Santa Marta por presencia de paramilitares en la zona; un grupo armado denominado «conquistadores de la sierra nevada» le ha dado un plazo de 48 horas a indígenas del resguardo Kogui Malayo Arhuaco para que abandonen sus tierras o de lo contrario «tendrán que intervenir militarmete», sumándose a un hecho invasor reciente en el cuál un grupo nutrido de personas se encuentran invadiendo, interviniendo y parcelando terrenos que son territorio ancestral.

Recordemos que éste grupo armado es el mismo que supuestamente amenazó a periodistas de la capital de Magdalena pero en ese entonces se dijo que esa célula armada era del ELN, hecho que dejó mal parados a los comunicadores ya que se demostró que esas amenazas habían sido hechas por ellos mismos con el fin de presionar a la administración del gobernador del Magdalena Carlos Caicedo con el fin de seguir devengando contratos de cientos de millones con los que se venían lucrando en la administración Cotes, sin embargo aunque ambos temas convergen en algún momento lo grave e importante es lo que sucede hoy.

SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA - COLPARQUES - PARAÍSOS POR DESCUBRIR EN  COLOMBIA
Tomada de Colparques

Otro tema que sí se puede adherir directamente con la presencia de grupos paramilitares en la zona de la Sierra Nevada es el tema de la urbanización; recordemos que en octubre del año pasado el entonces Senador Álvaro Uribe Vélez promovió un proyecto urbanístico en el Parque Tayrona, con el cuál buscaba «dar facilidades a los empresarios para que puedan instalar proyectos de inversión de infraestructura turística en mención”, proyecto para el cuál hubo varias reuniones sin la presencia de comunidades indígenas. Por ese tema el senador barranquilero por el Partido Liberal Mauricio Gomez elevó su voz en contra no solo de la intención de urbanizar un parque nacional sino en no tener en cuenta a la comunidad indígena pero sí a las grandes superficies y empresarios beneficiados e interesados con el proyecto a lo cuál Uribe lo tildó de payaso. El 23 de abríl, y nuevamente como casualidad increíble, el líder social opositor al proyecto Alejandro Llinás fue asesinado después de una descarada omisión de las autoridades, a las cuales les solicitó protección «La policía llegó al sitio casi 12 horas después del llamado de Llinás. Pero ese no había sido el primer pedido de auxilio que había hecho a las autoridades en los días recientes. Desde comienzos del año, a través de cartas personales, el líder comunitario, además de denunciar la actividad paramilitar», escribió Semana.

Entonces, siguiendo estos amargos precedentes y en perspectiva con la situación actual de masacre tras masacre en el país, el panorama no es alentador para la tierra magdalenense; tienen un mafioso y resentido clan Cotes abatido por Carlos Caicedo, tienen interés directo de Alvaro Uribe por la urbanización de un parque natural y territorio indígena y tienen despojadores que se están adueñando de parcelas. Esa combinación no es buena y es casi seguro que las muertes seguirán. Es posible que el Gobernador Caicedo tome medidas duras para remediar esto, pero al no tener territorio la gobernación (lo tienen los municipios) puede estar limitado.

Comentarios