Re-activación

Ahora lo importante es Re-Activarnos. Entender que podemos hacer historia y marcar un cambio sin precedentes en Colombia

De Semana

Por: Mauro Saul Sánchez

El 2020 ha sido un año que no deja de dar sorpresas. No solo el hecho noticioso del Covid 19 ha copado los titulares y planteado una nueva realidad; Las mismas dinámicas sociales hoy nos permiten inferir que los años venideros serán marcados de profundos cambios económicos, sociales, políticos y ambientales.

Cambios económicos desde la superación hoy a pasos más agigantados del dólar como divisa preponderante,dejando muy claro que la guerra comercial que se libra entre las dos potencias mundiales China y USA, ya tiene un claro vencedor: el Yuan. La virtualidad enmarcará las relaciones de intercambio lo que abre inmensas posibilidades a nuevas industrias creativas generando novedosos emprendimientos.

Vendrán cambios sociales porque no volveremos a ser los mismos. Al menos a priori, se ha hecho evidente el despertar de una nueva generación mucho más consiente de las graves problemáticas de nuestras realidades: la corrupción como epicentro de nuestros problemas debe ser erradicada por completo: las sociedades desarolladas deben eliminarla en pro de justicia.

Cambios desde lo politico al caerse la ya muy endeble imagen del presidente eterno Álvaro Uribe Vélez, que ha pesar de intentar limpiar su nombre con una fiscalía de bolsillo, la historia ya lo condenó como un presidiario. Este fenómeno debe verse reflejado en las urnas en un 2022 que debe ser el cambio total del congreso de la República, y una presidencia en ejercicio de movimientos cívicos y políticos alternativos que muestren capacidad de cambio y renovación total.

Cambios desde lo ambiental pues el ser humano debe entender que no puede seguir depredando los recursos naturales, que son finitos y muchos No renovables, y que si no nos detenemos ya mismo corremos el riesgo de no tener planeta.

Ahora lo importante es Re-Activarnos. Entender que podemos hacer historia y marcar un cambio sin precedentes en Colombia. Solo falta voluntad de unidad. Nos vemos en las redes, en lo digital y en las calles, porque ahora sí debemos estar más fuertes y unidos que nunca. El futuro no se escribí con palabras manchadas de sangre, hoy el reto es ser capaces de mediante la pedagogía y la sociedad en red, demostrar que estamos hechos para grandes transformaciones.

El 21 de noviembre se plantea la movilización más grande en la historia de Colombia. Allá estaremos llevando un mensaje: este país si tiene arreglo! Hagámolo juntos. ¡Nos vemos caminando las calles!.

Comentarios