EL CUARTO PODER; MANIPULACIÓN Y CONTROL DE LA POBLACiÓN COLOMBIANA

Columna de: Sergio Dussan

Twitter: @sergiodussan1

Los medios de comunicación (Caracol TV, RCN, SEMANA, Blu Radio, El TIEMPO) en Colombia se han convertido en una herramienta que, aunque sea el negocio que menos utilidades deja para los grupos económicos (Sarmiento Angulo, Ardila Lule, Grupo Gilinski) son el engranaje principal de su poder. Tienen como finalidad, por medio periodistas prostituidos, ejercer manipulación ideológica y cultural aprovechando la ignorancia y falta de educación generalizada del pueblo Colombiano para encausar comportamientos que terminen siendo beneficioso para sus fines particulares.

El «Cuarto poder» fue señalado de forma profesional por primera vez por el periodista Thomas Macaulay refiriéndose a los medios de comunicación, en cuanto al gran poder e influencia en los asuntos sociales y políticos que pueden ejercer de un país muestra de ello fué como él mismo monetizó información de mercados junto al banquero Jakob Fugger en el siglo XIX generando grandes ganancias.

El Filósofo Michel Focault, señala a los medios de comunicación como un instrumento de control social más que como medios informativos.  Dice el dicho, «la información es poder», pero la desinformación también lo es. El “Cuarto poder”  como lo señalan BurkeMarx y Lenin, tienen la capacidad de imponerse al resto de los poderes. y moldear a su gusto las sociedades.

Usando la televisión, la radio y los periódicos pueden estimular comportamientos de compra, actitudes culturales e incluso posicionar candidatos presidenciales que una vez y ya en el poder les sirvan a sus intereses, otorgándoles contratos y licitaciones y de la misma manera estigmatizar, demonizar y generar miedo sobre candidatos con programas muy beneficiosos para la sociedad contrarios a sus intereses ambiciosos.

En la sociedad colombiana se desarrolla una matriz política diferente al espectro mundial, dos tendencias de pensamiento y defensa social totalmente opuestas y una tendencia mas, oportunista. En una de esas tendencias anteriormente mencionadas están unos pocos empresarios muy adinerados que mayoritariamente  han obtenido sus riquezas de formas ilícitas o bien sea poco éticas, terratenientes que en algunos casos son narcotraficantes y luego de hacer algún envío de drogas a los EEUU o Europa compran tierras para tratar de justificar o aparentar las riquezas obtenidas mostrándose generalmente como “ganaderos” como los casos de Pablo Escobar o el “Ñeñe” Hernández y personas muchas veces decentes de tendencias conservadoras y por lo tanto defensores del estatus quo.

En el centro se sitúan unos oportunistas que no creen en los cambios sustanciales y por lo visto asumen una posición cómoda; pero a la vez populistas y aparente, porque saltan en determinadas coyunturas de un lado a otro para «quedar bien con todo el mundo», dicen defender cambios, pero estos cambios en realidad son estéticos y no estructurales o de fondo, al no creer en cambios sustanciales en una sociedad visiblemente corrupta, pervertida, violenta y traqueta no son más que la posición derrotada de los defensores del sistema actual y el estatus quo aprovechándose de la esperanza del pueblo en querer un cambio que no pueden ofrecer. Y finalmente la última tendencia y que creo es la más beneficiosa para el país la cual defienden posturas ideológicas comprometidas con la democratización de las oportunidades educativas, económicas y sociales, impulso del agro, la defensa del medio ambiente, la protección de los animales y la libertad de sentir y ser lo que la conciencia dicte.

Es evidente saber con quién se encuentran los medios de comunicación que terminan convirtiéndose de forma indirecta y sutil en negociadores de la política y acaparamiento de la riqueza del país por medio de mentiras, ocultamiento y tergiversación de la información.

NOTA: LA MAYORIA EMPRESARIOS EN COLOMBIAN HAN LOGRADO RIQUEZA DE FORMA HONESTA Y LICITA.

Comentarios

Movimiento Naranja
Acerca de Movimiento Naranja
Movimiento alternativo que realiza sátira, activismo político y activismo social a través de las redes sociales, dando a conocer el acontecer diario nacional a través del humor. También realiza labor social presencial en las comunidades más vulnerables del país.