El legado

Amanece perfectamente posicionada hoy una tendencia que da cuenta de una perfecta sincronización entre los defensores del senador Álvaro Uribe, como un llamado a la sensibilización sobre su desempeño en la política, con emotivos mensajes de los mismos miembros activos y plenamente identificados de la bodeguita uribista surge #ElLegadoDeUribe

Olvidaran los que hoy a capa y espada lo defienden las verdades que se develan de su legado desde el escrutinio público de su labor política, su legado inicia con toda clase de licencias a narcotraficantes cuando fue director de la Aeronáutica civil, desde donde logró amasar una buena fortuna que lo catapultó a la alcaldía y posteriormente a la gobernación de Medellín y Antioquia respectivamente.

El legado del narcotráfico

En su legado se suman las más grandes hordas de desplazados por la violencia que ejercía e impartía su política de seguridad democrática, seguridad para los hacendados que terminaros dueños de las tierras despojadas por los paramilitares que en asocio con el estado desplazaban o asesinaban pequeños campesinos, que al sol de hoy siguen muriendo producto de reclamar lo que el legado de Uribe les arrebató, descomponiéndose y secándose los cuerpos al sol, sin que el estado haga nada para evitar que este legado hoy en cabeza de duque imparta terror.

el legado del horror

una doctrina militar que permite la barbarie como parte del entrenamiento, que permite que 7 hombres violen niñas y se justifica desde la imposición del señalamiento “eran guerrilleros comunistas” practicas violentas que en conjunto con su hermano y los 12 apóstoles se impartían en pueblos abandonados por el estado, masacres que dejaron secuelas por su barbarie hasta el sol de hoy crímenes atroces con el beneplácito de su principal mandatario como los falsos positivos, que aun después de asesinados eran re victimizados y despedazados hasta en su honra, señalándolos de guerrilleros.

Prácticas que hacen fruncir hasta el más insensible, destripamientos, masacres y el terror del sonido de las motosierras que se usaban para descuartizar los cuerpos de sus víctimas, una doctrina que insensibilizo tanto a la población que al día de hoy sigue resistiéndose al cambio y acepta que al contradictor se le asesine.

El legado de la persecución

 Quien se oponía no tenía paz, todo su grupo familiar era criminalizado y perseguido por la justicia prostituida y la mafia como brazo armado del estado, aun peor quienes denunciaban, desde departamentos de seguridad y el mismo servicio de inteligencia del estado se perseguía a los opositores, denunciantes etc. Periodistas, congresista, personas reclamantes, todos, eran convertidos en objetivo militar producto de la mafia narco paramilitar que poseía el 35% del congreso en el primer periodo de su mandato.

Y pese a que los hechos salieron a la luz, las manos bañadas de sangre y droga se siguieron lavando con la de los denunciantes y los billetes de esa misma mafia para seguir en el poder.

El legado de la mentira

 Parte de la muy hábil estrategia que compone el legado es la fácil capacidad para mentir, para volver mentiras verdades aceptadas socialmente aun con las pruebas fehacientes mostrando lo contrario, falsos atentados perpetrados con precisión para dibujar un escenario de caos y una falsa imagen de salvador, cifras y datos alterados que dan cuenta de realidades distorsionadas, de falso crecimiento económico, de falsas ideas de seguridad y un confabulado desde los medios que materializaban y volvían reales aquellas mentiras, propias del mas enredador y culebrero montañero paisa.

Una estructura al servicio de un legado mentiroso y criminal.

Comentarios