El uribismo contra la Minga

Análisis de la estrategia de comunicaciones del uribismo contra los indígenas.

La estrategia de comunicaciones del uribismo tiende a utilizar tres tipos de lenguaje, el del engaño (Prácticamente toda la información que genera es falsa), el del Odio (calumniar y desprestigiar para generar repulsión) y el del miedo (decir cosas que generen pánico o zozobra) para mantener intimidada la ciudadanía.


En el caso de la minga indígena no fue la excepción, generaron información falsa tanto para desprestigiarla como para generar temor hacia ella.
De principio a fin, las redes del uribismo esgrimieron todo tipo de calumnias contra la organización indígena, el ataque con información falsa fue permanente.
El origen de la minga fue solicitar protección al gobierno Duque ante el proceso de exterminio por vía armada que están padeciendo y que a todas luces es cierto.
Cabe resaltar que dicho exterminio es orquestado, entre otros, por grupos armados del narcotráfico ideológicamente cercanos al uribismo, como las Autodefensas Gaitanistas, Las Aguilas Negras y Los rastrojos, razón por la cual, el regreso de los indígenas a sus lugares de origen sin ninguna respuesta del gobierno, terminó generando un aire de complicidad estatal.

Calumnia, nuevamente el uribismo esgrime el lenguaje del engaño.


Dentro de todos los ataques informativos generados por el uribismo se hacen evidentes 3 narrativas que quiso imponer en la opinión pública. En primer lugar que la minga era un movimiento orquestado por las Farc y el ELN, el segundo que era una organización armada ingresando a Bogotá y el tercero que era una organización del narcotráfico que había tenido que regresar a sus lugares de origen por los bombardeos que estaba haciendo el ejército a sus laboratorios de droga. Todo, evidentemente falso.

Veamos paso a paso la estrategia de desinformación:


La primera narrativa que buscó establecer el uribismo es que la llegada de la minga indígena a Bogotá buscaba “La toma socialista del Estado”, ello de acuerdo con el mensaje emitido por Álvaro Uribe. A partir de allí la estructura de comunicaciones uribista procuró hacerla ver como un grupo armado y destructivo que se acercaba a la ciudad.

«La minga está infiltrada por el ELN y las Farc»
Una vez se mostró a la minga como un actor que buscaba “tomarse el Estado” se inició una narrativa según la cual la minga estaba infiltrada por grupos armados, lo cual causó suspicacia e inverosimilitud en algunos sectores y en otros, una abierta invitación a atacarlos.

«La destrucción de la minga a su paso»
Una narrativa menor, pero insistente, consistió en decir que la minga dejaba destrucción a su paso. Esta táctica, ya usada por el uribismo en muchas ocasiones, hizo recordar los frecuentes trinos de información falsa que generaba Claudia Bustamante mostrando lugares destruidos después de actividades ciudadanas.

Criminalización de los líderes indígenas


Otra táctica repetitiva del uribismo es mostrar que quienes participan en convocatorias sociales son criminales buscados por la justicia o han sido apresados, hechos que demuestran, obviamente, con información falsa.

«El arsenal de la minga»
Uno de los señalamientos más graves hecho contra la minga es que se le había descubierto un arsenal de su propiedad, la caleta con armamento resultó ser un video viejo del ejército sin ninguna relación con el movimiento indígena.

De igual forma se reutilizaron imágenes viejas de indígenas armados, una reiterativamente usada por el uribismo y que corresponde a un indígena en 2012 quien después de un combate entre el ejército y las Farc, recoge un mortero y se lo entrega a las autoridades.

«La minga es un movimiento del narcotráfico»
Otro de los señalamientos graves hecho contra la minga es que era un movimiento del narcotráfico, imputación incluso delictiva que debería tener lugar a sanciones judiciales.

Bajo esta acusación surgió una de las fake news más fuertes, que consistió en el señalamiento hecho desde el portal politika.com.co según el cual los indígenas regresarían a sus sitios de origen debido al bombardeo que habría hecho el ejército a 63 laboratorios de procesamiento de droga.
Rápidamente varios verificadores de noticias dieron la información por falsa, sin embargo fue puesta a circular incluso por WhatsApp, lo que indica que se había hecho parte de una estrategia de comunicaciones o de un plan de desprestigio.

El Discurso del odio


Como lo planteo al inicio del artículo, la estrategia de comunicaciones del uribismo utiliza tres tipos de lenguaje, el del engaño, el del odio y el del miedo.
En el caso de la minga se mantiene este mismo esquema, al movimiento indígena se le atacó con una gran cantidad de información falsa, mucha de ella para generar miedo hacia el movimiento. Sin embargo, en el componente del lenguaje del odio fueron evidentes, desde el primer momento, la saña y la intención de atacar a los marchantes de forma armada.
Los primeros trinos de Álvaro Uribe invitando a atacar a los participantes “con el ejercicio de la autoridad”, abrieron la puerta para todo tipo de amenazas, tan graves como la generada por la cuenta “YoSoyCarlosJoséURIBE” quien invitó a la fuerza pública a “disparar a diestra y siniestra” contra los manifestantes.
De allí en adelante, los seguidores uribistas pidieron incluso el levantamiento de las restricciones al porte de armas.

El periodismo ante la minga, la gran caja de resonancia de las Fake News!


El caso de la minga indígena y su trayecto a Bogotá es un inmejorable ejemplo de cómo hay periodistas y medios de comunicación que transmitirán lo que diga el uribismo, así se trate de cosas absurdas, disparatadas o que pongan en peligro la vida de las personas.
Si hay un momento histórico donde el periodismo colombiano ha demostrado su ruindad es este, las descalificaciones, la manipulación, la información falsa fuera de todo limite profesional y ético hicieron gala de su presencia.
Y es que precisamente, esas son las características que muestran los medios y los periodistas que pasan a ser parte de la nómina o la inversión de alguna persona de este movimiento, el deslinde ético y profesional se asume sin el menor sonrojo.

Al final todo quedó claro


Al regresar a sus territorios varios líderes indígenas recibieron atentados, los asesinatos continúan y el discurso para eliminarlos por parte de los seguidores del uribismo sigue igual.
Se despidieron con un comunicado honesto y su dignidad se fue tan limpia como dejaron los sitios en donde estuvieron.
En últimas, quedó claro que el gobierno Duque no trata con sus propios ciudadanos, ni le preocupa el riesgo que corren sus vidas, y menos si las amenazas vienen de sectores armados ideológicamente cercanos a su partido.

Fuentes y links claves:
https://www.vanguardia.com/colombia/no-sea-pingo/no-hay-relacion-entre-la-minga-y-destruccion-de-63-laboratorios-DI3039533
https://lasillavacia.com/detector-publicacion-falsa-contra-feliciano-valencia-78809?fbclid=IwAR3KkJ5caNjfdna7Y0uZvCMSTt3Zvup4bW0nlAj1Qzhxy0wK9LWw17Klpmw
https://www.abcpolitica.com/hay-que-ser-muy-hijos-de-p-pirry-denuncia-cadenas-falsas-contra-la-minga/?fbclid=IwAR0I1y7rh0_UyKZ9N7jaJZh_-vygp6PdgrP0rVyBHip6YMvsGGouNK4xo-U
https://www.las2orillas.co/la-satanizacion-de-la-minga/
https://www.elespectador.com/opinion/editorial/la-minga-y-la-estigmatizacion/?fbclid=IwAR1GaRhqSDVWcDqOJyOIvLaTCcO0TqkVMthlMRZw8BhPDnJ3JqTcwTGhwNQ
https://www.las2orillas.co/vicky-te-preocupas-por-la-minga-bailable-pero-guardas-silencio-frente-a-su-exterminio/

Comentarios