La educación evaluada por un alumno

Por: FSSM y RASM

(Bauman Zygmunt, Marzo 2000) Vivimos en tiempos de acelerados cambios socioculturales, provocados en parte por el impacto transformador de las tecnologías digitales.

Son tiempos líquidos y la educación requiere de nuevos modelos para construir una identidad digital como sujetos con capacidad de sobrevivir en estas aguas turbulentas.

En su libro los retos de la educación en la modernidad líquida, Zygmunt Bauman parte desde lo que llama el síndrome de la impaciencia un estado de ánimo que considera como abominable el gasto del tiempo, así el consumismo característico de estos tiempos, no se define por la acumulación de las cosas, sino por el breve goce de estas, desde esta visión se ve a la educación como un producto más que un proceso, así la educación parece abandonar la noción de un conocimiento útil para toda la vida para sustituirlo por un conocimiento desechable; esta concepción es uno de los retos a vencer, la educación debería ser una acción continua de la vida y no dedicarse exclusivamente al fomento de las habilidades técnicas, lo importante es formar ciudadanos que recuperen el espacio público del diálogo y sus derechos democráticos, para así ser capaces de controlar el futuro de su entorno y el suyo propio. Estamos ante la educación líquida y ante tan constante cambio en el mundo la educación debe ser lo bastante rápida como para apegarse a él.

Desde un principio el ser humano ha decidido encontrar su posición como ser dominante en la tierra, a raíz de ello se estima un aprendizaje adaptativo mediado por experiencias, el cazar, el crear fuego, la escritura, la comunicación en sí es determinante, como grúa para funcionalidad del aprendizaje compartido, sin embargo se estima también un atajante para un siglo lleno de falencias y sofismas que eliminan el concepto de educar para limitar dicho acto a una obligación estimulada.  

Evolucionar es un fin único, puesto que la realidad está diferenciada por factores que determinan la subsistencia de una especia, la educación por ejemplo es uno de ellos. Tan apática se encuentra esta que objeta por disipar cualquier intento de escapar de estándares ya impuestos dónde se establece la relación docente-estudiante en algo más que una relación instructiva, obligando a desempeñar papeles fuera de lo ya conceptualizado como funciones esenciales.   

Pensemos de nuevo en la educación, la mayoría de países no instauraron un sistema de educación pública obligatorio hasta mediados del siglo XX, se trata de una idea bastante nueva, dos factores influyeron mucho en la educación, el primero fue la economía industrial que provocó una cultura organizativa de la educación extremadamente lineal, centrada en los estándares y la conformidad y el otro gran factor de influencia en mi opinión fue la cultura intelectual de la ilustración que desencadenó en la cultura académica. Una de las características de la enseñanza es la jerarquía de asignaturas en las escuelas y en la mayoría de sistemas tenemos cómo pico importante de esta cumbre jerárquica la lengua, las matemáticas y las ciencias, un poco más abajo tenemos las humanidades y en la base tenemos las disciplinas artísticas hay muy pocos sistemas educativos, no conozco ninguno de hecho, que enseñen teatro con el mismo rigor y sofisticación con el que enseñan matemáticas, es evidente tiene que haber una jerarquía; hay dos motivos, el primero es económico, pues se cree que las materias que están arriba del escalafón son más relevantes para el mundo laboral y te encuentras con afirmaciones tales como: << No te dediques al arte, será difícil que te ganes la vida con eso>> , << No te dediques a la música, te morirás de hambre>> , pero lo interesante es que nadie te dice <<No estudies matemáticas eso no sirve>> 

Esto se debe a que en nuestra cultura intelectual existe una relación entre la ciencia y cierto tipo de conocimientos objetivos pues se cree que al trabajar con las ciencias se trabaja con hechos y certezas  que son esas cosas que marcan diferencias en el mundo, pero las disciplinas artísticas se asocian con el sentimiento y la expresión personal  pero, eso no es importante para la economía. La ilustración y la revolución científica crearon un modelo de inteligencia y conocimiento que ha imperado en nuestra cultura y creo que es un problema enorme porque esto ha disociado en intelecto de la emoción, la creatividad ahora solo se asocia a lo artístico y no a lo científico, porque se cree que la creatividad es la expresión individual de las ideas.

Como base de la réplica hacía dicha jerarquía establecida citaré al psicólogo Howard Gardner  y mencionaremos ese famoso discurso que no solo establece una calidad de persona como función primaria sino como en función comunitaria: Una escuela centrada en el individuo tendría que ser rica en la evaluación de las capacidades y de las tendencias individuales. Intentaría asociar individuos, no solo con áreas curriculares, sino también con formas particulares de impartir esas materias., la teoría de las inteligencias múltiples no desestima la capacidad de nadie afirmando que cada individuo obtiene cierta habilidad propia para un área de desempeño inspirada en sus pasiones o gustos, si podrá sonar subjetivo pero eufemísticamente es un poco más pragmático que la típica evaluación que determina el intelecto por lo que creen un grupo de personas es lo verdaderamente importante.

En Colombia se establece un nivel de educación bastante deficiente, aquel manejo evaluativo, donde es más valioso un estándar procedimental que uno cognitivo, donde se establece superioridad por la cantidad de trabajo hecha y no por lo aprendido. Estamos pasando por tiempos líquidos donde el cambio es constante, no podemos afirmar tener un modelo educativo sólido y bastante rígido cuando la individualidad y la privatización se encuentran en nuestra cotidianidad, nos dormimos en creer que todos serán matemáticos, sentando en un aula en un rústico mueble de madera al futuro Picasso, al futuro Rimbaud repitiendo las tablas de multiplicar, ¿dónde está ese apoyo para aquellos que se les dificulta la ecuación para calcular como se propaga una onda pero te pueden hacer una solución química sin ningún problema?, ¿dónde está el apoyo para ese que no es bueno aprendiendo la clasificación taxonómica del perro, pero desarrolla una página web de manera perfecta y con facilidad?; ¡dormimos ante las diferentes capacidades, estimulamos donde no debemos y apagamos esas habilidades desarrolladas en eso se ha convertido nuestra cultura académica, jugamos a rehabilitar y no a instruir!.

(Zygmunt Bauman) “Hoy la cultura no consiste en prohibiciones sino en ofertas, no consiste en normas sino en propuestas. Tal como señaló antes Bourdieu, la cultura hoy se ocupa de ofrecer tentaciones y establecer atracciones, con seducción y señuelos en lugar de reglamentos, con relaciones públicas en lugar de supervisión policial: produciendo, sembrando y plantando nuevos deseos y necesidades en lugar de imponer el deber.” 

Comentarios