Llegaron los verdes

"los derechos para quienes puedan pagar por ellos”

En contraste con las masivas protestas en Estados Unidos después del cruel asesinato de George Floyd nuestro país recibe una tropa de 800 soldados americanos para “luchar contra el narcotráfico” y, aunque no deja de ser curioso que el primer consumidor mundial de droga colombiana este tan interesado en acabar con el negocio, vale la pena recordar las incursiones americanas en el país y sus consecuencias, para de alguna manera tener presente lo que nos espera.

El 6 de noviembre de 1903  estados unidos reconoce el gobierno de panamá y su independencia después de propiciar su separación por intereses en el canal y la conectividad que otorgaba esta región,  hacia 1920 estados unidos indemnizó a Colombia para restablecer sus relaciones con 25 millones de dólares en lo que se conoció como “la danza de los millones” desde esa época la incursión americana tuvo injerencia en las decisiones políticas del país y su historia, ya que esta inversión fue usada para reforzar instituciones financieras y gubernamentales en el país, desde allí se empezó a hablar de deuda extranjera.

Ocho años más tarde el 5 de diciembre de 1928 se produjo una masacre en Ciénaga Magdalena, la masacre de las bananeras, que sería narrada incluso por nuestro premio nobel de literatura. Esta masacre perpetrada por el gobierno y auspiciada por la compañía Chiquita Brand Frui Company, marcaria la historia de los sindicatos en Colombia, los obreros que llevaban cerca de 1 mes protestando por mejores condiciones laborales entre las que incluían un día de descanso, fueron ajusticiados por el temor que despertaba una revolución comunista,  el número total de asesinatos es tema de discusión, desde miles como los narra el novel y algunos papeles desclasificados americanos, hasta apenas un puñado como lo dicen algunos “anticomunistas” actuales, evidencia que mediante una incursión norteamericana disfrazada de inversión y progreso se lograba la explotación laboral de nuestros congéneres.

https://caribeafirmativo.lgbt/wp-content/uploads/2018/12/museoetnologicosm_1.jpg

https://www.ambitojuridico.com/BancoMedios/Documentos%20PDF/injerencia-de-los-estados-unidos-contrainsurgencia-y-terrorismo-de-estado-1447172348-1460380901.pdf El informe de 65 páginas elaborado por el académico Renán Vega, el cual produjo incluso litigios judiciales, narra de manera más precisa como nuestra historia ha estado permeada por estados unidos, siendo la narrativa capitalista, libertaria y anticomunista la auspiciadora de la guerra e incluso de la lucha paramilitar contrainsurgente, este informe descalificado por la aseveración que daba cuenta de abusos sexuales cometidos por soldados norteamericanos es un abrebocas perfecto para entender que nuestra historia del conflicto se basa en una guerra ideológica donde la libertad que dicen defender acrecienta la desigualdad social y reafirma la guerra hoy atravesada por el narcotráfico.

Colombia como el más grande productor y Estados Unidos, como el más grande consumidor de este mercado que mediante ideologías de libertad buscan coaccionar, es actualmente la narrativa que justifica las amenazas de guerra con el país vecino Venezuela, siendo Colombia el escenario de prueba de acciones bélicas contra el vecino debido a las notables diferencias políticas, la influencia que los gringos han tenido en Latinoamérica y especialmente en su mucama consentida y ultrajada Colombia sigue alimentando la guerra de la cual se sustentan muchos negocios norteamericanos entre ellos el mercado de las armas, pero en la actualidad los cambios sociales ameritan reformas profundas, que dan cuenta del abandono social de los pueblos propiciado por una falsa libertad económica,

“los derechos para quienes puedan pagar por ellos”

Sin embargo la sociedad norteamericana muestra un descontento generalizado que lleva ya cinco días de protestas y que fue detonado por la más cruda escena de supremacía racial asesina, el pueblo norteamericano sublevado contra la fuerza pública de la cual muchos defensores de la opresión se sentían orgullosos, eso no es producto de un  único hecho, el descontento viene de años de opresión, racismo y lucha de clases  que se acumulaban en el vanaglorioso país de la libertad y que espero también influya, como siempre lo ha hecho, en nuestro país que necesita despertar.

Comentarios

González Villanueva
Acerca de González Villanueva
estudiante de 11 semestre administración de empresas, idealista, critico y sencillo abierto de mente, reservado y serio. Amo el agua