Se fue un grande

Argentina unida llora la partida de un gran ídolo del futbol, el gobierno declara tres días consecutivos de luto, marchas y un masivo funeral se evidenciaron en el país sureño en la despedida de Diego Maradona.

Su vida está cargada de dicha, gloria y altibajos que quedarán para la historia, para quienes entienden de futbol Diego fue el mejor jugador del mundo, proclamándose campeón y goleador en 1986 en el máximo evento de ese deporte de masas y pasiones. Su excéntrica personalidad que develaba sus emociones sin reparos lo convirtieron en un ídolo del pueblo y detrás de su polémica carrera existe una profunda ideología, que quizás desentona con lo que es aquel deporte.

Muchos grandes del futbol terminan enmarcándose en una ideología de derecha, profundamente capitalista y elitista pese a venir de la pobreza, el tocar la fama y el éxito se amalgama con una vida lujosa que se asocia a esta ideología que se termina defendiendo para preservar privilegios, en el caso de Maradona este admiraba los gobiernos y líderes políticos de izquierda, razón por la que algunos pocos celebran su partida.

Y quizás no se quiera manchar un luto con temas políticos, pero detrás de la figura de Maradona, más allá de lo que hacía en la cancha  existen profundas discusiones políticas, su actuar, sus adicciones e irreverencia marcaron todo un país, los medios de la elite afirman que dejó lujosas propiedades e hijos sin reconocer, casi infundiendo que por ser cercano a la izquierda debía vivir en la miseria; algunas aristas del creciente feminismo enmarcan su personalidad dentro del clásico machito abusador, e incluso hasta de pedófilo lo han acusado por su habitual saludo de beso boca a boca.

La figura de este gran futbolista abre debates frente a lo habitual y es entendible como escalo a tan altos límites de popularidad para ser un gran influenciador en el país del sol naciente. En 1982 Argentina viviría un conflicto bélico tras intentar recuperar las islas Malvinas y algunos archipiélagos de la Antártida, lo que abriría una disputa con Reino Unido quien ocupaba estos territorios. Tras acciones bélicas y diplomáticas y al recibir poco apoyo de sus vecinos en el cono sur Argentina tuvo que retirar sus tropas y devolver los territorios, una derrota que devastó al país pese a estar inmerso en una crisis social y política con un gobierno de corte militar.

 Por su parte la primera ministra de Inglaterra Margaret Thatcher una conservadora supo sacar provecho de esta guerra para mejorar su popularidad y ser reelegida, asesorada económicamente por un neoliberal y aunque quizás suene paradójico esta unión conservadora de políticas y economías liberales trajeron cambios al Reino Unido que influyeron en todo el mundo, y América latina no fue la excepción. la derrota militar de Argentina perpetuaría el colonialismo y las relaciones de poder de unos sobre otros.

Tras la derrota diplomática y militar de Argentina en el mundial de México de 1986 un hombre devolvería deportivamente este golpe, Maradona marcaria dos goles contra Inglaterra para la historia, uno de los cuales y más reconocido por lo polémico, “la mano de Dios” se tomó como una revancha política a tan intensa derrota. Diego seria quien cobraría venganza en la cancha y pasaría a la historia tras devolver el orgullo de esta nación.

Más allá de los reparos que se pueden dar por lo polémica que fue su vida sin duda diego fue una figura líder que condensa una ideología de base hoy palpable en este nuevo ciclo de cambios que tras la pandemia se evidencian en el mundo, una discusión en torno a lo social, político y económico, el enfrentamiento de doctrinas sociales y liberales, victorias militares y deportivas. Por eso será recordado en su país como un héroe, y su muerte es simbólica para el orgullo argentino. Nuevamente cobra fuerza la función social de la política que lleva a un enfoque que privilegie este sobre lo económico, el bien común y público y los derechos como eje transversal están en el debate reciente al ver derrumbarse imperios y grandes ejemplos de políticas neoliberales que lograron por años segregar una creciente mayoría de los desarrollos humanos.

Particularmente no pensé que un ídolo del futbol un evento de espectáculo que trasciende lo político lograra revivir y traer a colación debates tan fundamentales, por eso también me declaro admirador del gran diego Maradona.

Comentarios

González Villanueva
Acerca de González Villanueva
estudiante de 11 semestre administración de empresas, idealista, critico y sencillo abierto de mente, reservado y serio. Amo el agua