Bienvenido agosto 2020

Y muchos pensábamos que no llegaríamos a este mes, sin duda el año 2020 ha sido de mucha convulsión, los efectos del cambio climático han golpeado con fuerza y son evidentes en el transcurrido año que no para de sorprendernos.

Aun con un virus mortal en las calles y con la sociedad obligada a estar confinada en sus casas  y distanciada entre sí, las redes terminan siendo un protagonista fundamental y el lubricante esencial para estas nuevas sociedades que se tejen desde la virtualidad, agosto inicio en una de las peores situaciones; los niveles de contagio y tasas de mortalidad hasta ahora se incrementan de forma masiva, superando ya países devastados por la crisis, Colombia un país que no estaba preparado para esto y con un gobierno ilegitimo y de dudosa procedencia enfrenta una de las crisis sociales, económicas y políticas mayores de este siglo.

El desempleo que venía en asenso se disparó, y junto a él, la criminalidad, la pobreza, la deserción escolar, la violencia el narcotráfico y todos los problemas conexos a esta compleja situación de desigualdad y segregación social.

Agosto sin duda resultará un mes de más cambios y tempestades, una necesidad por reactivar la economía de un país que, en estos términos, tiene muy poco aguante, cuya cultura de lo público esta permeada desde el acaparamiento y el egoísmo, un país que es poco solidario con el necesitado y donde prevalece el narcisismo característico de esta sociedad futura.

Sin embargo, somos un país resiliente, diverso y resistente, una sociedad que tiene un ingenio que se pondrá a prueba con estas nuevas crisis, una sociedad que ya ve necesario un cambio.

¿Qué nos deparará este nuevo mes que aun inicia?

Ya tenemos una pandemia masiva, será una nueva peste aún más grave, una incursión alienígena, o quizás los vientos otoñales que caracterizan este mes en este espacio geográfico serán huracanes y tornados, los políticos podrán establecer su dictadura de facto, una guerra nuclear iniciada en Suramérica entre Venezuela y Colombia que ya se muestran los dientes, el reggaetón será declarado patrimonio cultural, Donal Trump será reelegido. Las expectativas crecen con el transcurrir del mes.

Pero si hay una palabra asociada a este nuevo año que se pate en dos sin duda es CAMBIO, esperemos que este sea positivo.

Comentarios